Desde diciembre de 2016, puedes prestar a proyectos de empresas francesas directamente desde tu Cuenta Lendix. Además, desde mayo de 2016, también puedes invertir en empresas italianas. No hay ningún tramite adicional para prestar a estas empresas.

Prestar a proyectos franceses e italianos

Los proyectos españoles, al igual que los proyectos franceses e italianos, se pueden encontrar en la pestaña Proyectos y se identifican por su bandera. El proceso para invertir en un proyecto francés o italiano es el mismo que el proceso para invertir en un proyecto español.

Recibir los reembolsos de proyectos franceses o italianos

Recibirás tus reembolsos mensuales de los proyectos franceses e italianos directamente en tu Cuenta Lendix de la misma manera que para los proyectos españoles. Para obtener más información sobre esto, lea nuestro tutorial Administrar mis reembolsos

Fiscalidad

La fiscalidad es la misma que para los proyectos españoles: no tendrás que pagar impuestos a la Agencia Tributaria francesa o italiana, las retenciones sobre las ganancias francesas o italianas se transferirán, junto con las españolas, a la Agencia Tributaria española.

La selección y la calificación de las empresas francesas o italianas

Las empresas francesas o italianas pueden solicitar un préstamo directamente a la comunidad de inversores de Lendix desde 30.000€ hasta 2.000.000€, con un plazo de 3 a 84 meses y un tipo de interés del 3 al 9.9%. La selección de las empresas francesas o italianas es la misma que la de las empresas españolas. La calificación está basada en los mismos criterios que los que se utilizan para seleccionar las empresas españolas.

Sin embargo, los criterios de elegibilidad de las empresas francesas o italianas para un préstamo en Lendix difieren ligeramente de los criterios españoles con el fin de reflejar mejor la realidad de la economía local. Los criterios para las empresas de estos países son:

  • Una facturación superior a 250.000 €.
  • Al menos dos balances anuales cerrados.
  • Una empresa comercial con sede en Francia o en Italia.

Las ventajas de prestar en varios países

Hasta ahora, la diversificación de tu cartera se hacía principalmente a través de la diversificación basada en los criterios siguientes: calificación del riesgo, plazo, tipo de interés e industrias. Prestar a proyectos basados en Francia, Italia y España te permitirá mejorar la diversificación de tu cartera y por lo tanto reducir la dependencia económica o el sobreponderación de un país en tu cartera de préstamos. 

Legislación y gestión del recobro

Cuando prestes a una empresa francesa, firmarás un contrato de préstamo elaborado según la ley francesa y se te ofrecerá una versión informativa en español.
Cuando prestes a una empresa italiana, firmarás un contrato de préstamo elaborado según la ley italiana y se te ofrecerá una versión informativa en español.

El proceso de gestión del recobro de las empresas francesas e italianas es idéntica al de las empresas españolas. Lendix se encarga del proceso. Sin embargo, los equipos que se encargan del recobro cambian: cada equipo local lleva a cabo el recobro de su país. 

Riesgo País

Cuando inviertes en una empresa registrada en otro país que el donde eres residente fiscal, estás sometido a lo que se llama un riesgo país. 

Además del riesgo clásico de prestar a empresas (riesgo de pérdida de capital), un préstamo a empresa de otro país puede conllevar riesgos relacionados al país. Lendix opera en Francia, España e Italia porque son países que funcionan de forma parecida. Primero, forman parte del mercado económico común, comparten una misma moneda y tienen una regulación del crowdlending similar. Sin embargo, los préstamos transfronterizos siempre conllevan riesgos. 

Podemos categorizar estos riesgos de la siguiente forma: 

  • Riesgo coyuntural: las tasas de morosidad empresarial varia entre los tres países. Al año, el 4% de los préstamos concedidos a empresas francesas entran en impago, contra el 9,5% en España y el 18,5% en Italia. 
  • Riesgo regulatorio: en España y en Francia, el crowdlending dispone de una regulación específica. El crowdlending está autorizado en Italia pero no tiene una regulación propia. Las regulaciones francesas y españolas son muy parecidas y se diferencian en los important que los inversores pueden prestar o que las empresas pueden solicitar. 
  • Riesgo jurídico: en los tres países donde Lendix está presente, los procesos de recobro funcionan de la misma forma, es decir que primero se hace un recobro amistoso y luego un recobro judicial, en caso de fracaso de la primera etapa. 
  • Riesgo de divisas: si uno de los tres países saliera de la zona euro, aparecerían dos potenciales riesgos. Primero, la tasa de cambio, que afectaría el valor de los reembolsos. Segundo, el control de los capitales.
Did this answer your question?